Siempre que busquemos el cambio y reparación de calderas en Ibiza, debemos acudir a un instalador autorizado, que nos aconsejará si la caldera que tenemos es suficiente para nuestras necesidades o vamos un poco cortos de potencia. Debemos tener claro qué tipos de caldera hay para realizar una buena elección.

Si nos fijamos en el tiro, tenemos las de tipo natural, que se basan en la diferencia de la densidad de los gases de escape para su expulsión, o las de tiro forzado, que usan un pequeño ventilador para expulsar los gases. Estas últimas consumen un poco más pero tienen un mayor rendimiento. Según el tipo de casa que tengamos, tendremos calderas atmosféricas. Estas hacen la combustión en una habitación no aislada de la casa, por lo que no se puede regular el consumo de oxígeno, lo que produce un menor rendimiento y un peligro mayor en caso de accidente, ya que los gases quedarían dentro de la casa.

Por contra, tenemos las calderas estancas, que se ubican en una habitación independiente de la casa, cogen el oxígeno del exterior y expulsan los gases también a través de un tubo. Son de tiro forzado, ya que no tienen suficiente fuerza por sí solas. También son las más seguras para las personas y las de mayor rendimiento. Si necesitamos una de este tipo, lo mejor es acudir a un especialista en cambio y reparación de calderas en Ibiza.

También tenemos otros tipos de calderas, como las de bajo NOx, que disponen de un sistema para reducir la cantidad de gases en su interior, o las calderas de baja temperatura, que usan temperaturas de retorno de agua bajas.

Ante toda esta variedad, lo mejor es acudir a Lux Ibiza, donde te aconsejaremos dentro de nuestra amplia experiencia qué modelo de caldera se adapta mejor a tu hogar.