En nuestra vivienda, uno de los elementos clave es una buena iluminación, pero ¿cómo sabemos si nuestras estancias están correctamente iluminadas? Los expertos en instalaciones eléctricas de Ibiza aconsejan siempre evitar tanto el exceso de iluminación de una estancia (no siempre más es mejor) como la falta de la misma, porque puede llegar a generarnos fatiga visual. Y es que nuestros ojos, en condiciones de demasiada luz o de muy poca iluminación, se han de esforzar más por enfocar correctamente, creando molestias e irritación en los mismos, dolor de cabeza u otros desagradables síntomas.

Para evitarlo, debemos calcular la cantidad de luz que necesitamos en cada estancia y, claro está, esto dependerá de las necesidades de cada espacio de nuestra casa. No es lo mismo una vivienda grande con espacios grandes que una más pequeña.

Los que más saben de instalaciones eléctricas en Ibiza recomiendan que, en zonas de descanso (dormitorios), bastará con una iluminación que oscile entre los 50 y los 150 lúmenes, mientras que en otras de más actividad, como la cocina, los lúmenes necesarios podrían llegar a los 500. Para los cuartos de baño, no se requiere tanta iluminación como en la cocina, con unos 150 lúmenes sería suficiente para la lámpara del techo, aunque deberíamos duplicar esta cantidad para el área del espejo del lavabo. Y, para zonas más generales, como comedor, pasillo y escaleras, unos 100 lúmenes sería la cantidad adecuada de iluminación.

Si necesitas ayuda para elegir bien la cantidad de lúmenes que necesita cada uno de los espacios de tu vivienda, en Lux Ibiza estaremos encantados de asesorarte para que tu hogar disponga de una más que adecuada iluminación según las necesidades de cada espacio, garantizándote una iluminación de calidad y con la tranquilidad de tener cero molestias para ti y para los tuyos.