Una de las cuestiones más importantes a la hora de afrontar nuevas instalaciones eléctricas en Ibiza, incluso si vas a renovar la red de tu hogar, es analizar el consumo de potencia que realmente necesitas. Existe una gran confusión en la enorme oferta de las empresas suministradoras en lo referente a los kilovatios que consumes y la posible demanda que tendrás en el futuro.

Se da el caso de hogares con una potencia contratada muy superior a la que realmente necesitan. Por otra parte, cuando estás pendiente de los factores que encarecen tu suministro, puedes encontrarte en una situación de carencia energética por un mal asesoramiento. En cualquier caso, tanto el suministro como las instalaciones eléctricas en Ibiza deben ser fieles a una serie de factores objetivos.

Según el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, existen diferentes tipos de cargas según las características de tu vivienda y el equipamiento que tengas. En este sentido, se considera como electrificación mínima una casa con una demanda máxima de tres kilovatios. Por norma general, se aplica a inmuebles de 80 metros cuadrados, como máximo.

Se da una electrificación media en viviendas de hasta 150 metros cuadrados, a las que se les presupone un pico del consumo de hasta cinco kilovatios. Normalmente, esto te permite tener un circuito independiente exclusivo para lavadora y calentador de agua. Mientras, en lo más alto se encuentran aquellos hogares con necesidades energéticas elevadas, con una superficie máxima de 200 metros cuadrados y una demanda total de 8 kilovatios.

Además, existen casos de electrificación especial en instalaciones con mayor demanda si haces un uso intensivo de aparatos de aire acondicionado y calefacción, por ejemplo. En este caso, se debe analizar pormenorizadamente tu situación.

En Lux Ibiza conocemos las necesidades energéticas de cada hogar y podemos asesorarte para que disfrutes de un servicio seguro, de calidad y más adecuado a tu consumo real.