Por nuestra experiencia en el cambio y reparación de calderas en Ibiza sabemos que el importe de la factura del gas es uno de los gastos que más preocupa a la mayoría de nuestros clientes. De hecho, anualmente, los gastos de climatización de una vivienda son los segundos después de los de comida. Cuando se habla de gas, la mayoría de las personas lo relacionan únicamente con la calefacción. Sin embargo, muchas de las actividades diarias en una casa consumen gas: duchase o cocinar, son algunas de ellas. Por eso es importante saber cómo comportarse para frenar este gasto.

Cualquier técnico especializado en el cambio y reparación de calderas en Ibiza te recomendará que pongas la calefacción a una temperatura constante, que se encuentre en los 20º o 21º grados. Es mucho más rentable mantener la calefacción, que no apagarla y encenderla en un corto espacio de tiempo teniendo que ponerla mucho más fuerte. Cada grado que subas aumenta el consumo casi en un 10% de más.

Es importante también revisar que las ventanas cierran perfectamente para evitar pérdidas de calor. Del mismo modo, cuando ventiles la casa asegúrate de que la calefacción está apagada. Los radiadores deben tener un mantenimiento periódico. Por eso, todos los técnicos de instalación de gas te recomiendan purgarlos con frecuencia para que sean más eficientes. Por el contrario, si hay alguna habitación que suele estar cerrada o que no se usa apenas es mejor que cierres la llave de su radiador para no desperdiciar calor.

Desde Lux Ibiza te ofrecemos estos sencillos consejos para que reduzcas el importe de tus facturas de gas.